Las escenas de la periodista húngara Petra László golpeando y haciendo zancadilla a los refugiados sirios que escapaban del cordón policial para introducirse en Hungría han causado indignación y repudio en todo el mundo, de hecho las redes sociales no han dejado de generar crítica y repudio. De hecho se ha generado un profundo debate y ya son varios artistas que ha retratado la escena, de hecho muchos artistas anónimos han mezclado la imagen mezcla de László con la triste fotografía de Aylan Kurdi, el niño de 3 años que puso rostro al drama de los migrantes.

La reportera, cuya edad no ha trascendido, fue inmediatamente despedida en la tarde del martes por la cadena de televisión Nemzeti 1 (N1tv). El canal asegura que László “no pudo dar explicaciones” sobre su comportamiento y que ha decidido desaparecer. La reportera ha desconectado su teléfono móvil.
László se ha convertido en el centro de las críticas en las redes sociales. En Facebook se ha abierto la página “muro de la vergüenza Petra László”, que anoche sobrepasaba ya los 20.000 “me gusta”. Allí se recogen las notas publicadas sobre el caso en el mundo y comentarios críticos con la actuación de la reportera. La periodista, que llevaba tres meses y medio trabajando para N1TV será además denunciada ante la justicia por dos partidos minoritarios de la oposición.

La escena tuvo lugar el martes en la frontera húngara con Serbia, a la altura de Röszke, principal paso hacia el espacio Schengen utilizado en esta crisis migratoria por los miles de refugiados que intentan llegar a Austria o Alemania. La reportera incluso abate a un migrante que lleva en brazos a un niño, como se ve claramente en el vídeo que ha dado la vuelta al mundo.

Ahora la pregunta es, ¿irá esta reportera a la cárcel?

Fuente: El País.es

Tal vez te interese…

Comentarios