Muchos estudios aseguran que las personas optimistas tienden a tener una mejor salud mental y física. Sin embargo, una inédita investigación determinó un nuevo rasgo en común: la impuntualidad.

La gente optimista es más impuntual que el resto. Así lo determina el último estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de San Diego en California (EE.UU.) y que recoge la revista Human Performance.

Los científicos explican que los pensamientos generalmente positivos llevan a pensar que uno siempre dispone de tiempo suficiente para realizar un gran abanico de tareas, por lo que ser demasiado optimistas con el tiempo con el que cuentan se convierte al final en un sello de falta de puntualidad.

Según describe, estas personas están convencidas de que pueden hacer varias cosas a la vez, característica que los convierte en seres irrealistas y malos estimando los tiempos.

En esta línea, un estudio realizado en la Universidad de San Diego, relaciona a este tipo de sujetos con las “personalidades del tipo B”, es decir, gente un tanto más despreocupadas y que se distraen con facilidad en los detalles.

Pese a esto, son capaces de ver el futuro con muchas posibilidades y soñar en grande, dos virtudes valoradas en muchas profesiones. Su éxito dependerá en gran medida de la cultura donde se nazca, ya que en países como Estados Unidos y Alemania, la impuntualidad tiene un repudio social que puede incidir en la percepción de esa persona como profesional.

A través de MUY INTERESANTE

Espera!, antes de leer los comentarios tal vez te interese…

Comentarios