Descuartizar cuerpos humanos, establecer cuál sería la mejor manera de cocinar una determinada persona… No es el argumento de una película de terror, y tal vez sería mejor; porque hay un espacio profundo en la red donde todas las atrocidades, impiedades están en un solo click. Claro no es así tan fácil como digitar una palabra en Google, pero el Deep Web existe, y da miedo.

Los sitios web que visitan la inmensa mayoría de las personas son sólo una parte de Internet. La compuesta por páginas conocidas o que son capaces de encontrar buscadores como Google. Pero “debajo” de esa Internet hay otra escondida a la que pocos entran y muchos ni conocen. También se le llama Internet o web profunda (Deep Web en inglés).

Suele compararse con un iceberg. Su punta, la pequeña parte que está por encima de la superficie, es la Internet normal que miles de millones de personas visitan a diario. La parte oculta bajo el agua es la Internet profunda. Como en un iceberg, se cree que esa parte “sumergida” es mucho mayor que la otra (al menos 20 o 30 veces más grande).

EN LOS ABISMOS DEL DEEP WEB

EN LOS ABISMOS DEL DEEP WEB

En este enlace explico cómo entrar en la Internet oculta. ANTES de seguirlo LEE ESTA PÁGINA ENTERA. Así sabrás lo que te espera y las medidas de seguridad esenciales que debes tomar por tu propio bien si decides seguir adelante. Estas son algunas de las cosas que puedes encontrar en las profundidades:

LO INTERESANTE

Infinidad de documentos, imágenes, vídeos, contenidos y bases de datos de particulares, empresas, gobiernos. Hay muchos sobre temas técnicos o científicos, pero también casi sobre cualquier otro que puedas imaginar. Y foros o lugares de intercambio de información acerca de los más variados asuntos.

LO OSCURO

Técnicas detalladas de hackers y crackers, piratería de todo tipo, compra de “drogas blandas”, productos falsificados o medicamentos prohibidos o controlados. Teorías de la conspiración y documentos secretos filtrados (como los de WikiLeaks). Contratación de hackers o crackers.

LO NEGRO

Compra de “drogas duras”, armas de fuego, documentos oficiales falsificados, informaciones robadas de tarjetas de crédito u otros medios de pago. Manuales de fabricación de explosivos, contratación de ladrones profesionales, lavado de dinero sucio, dinero falsificado.

LO PEOR

Imágenes y vídeos de pornografía infantil, incesto, asesinatos y violaciones reales, torturas o experimentos médicos aterradores. Compraventa de personas u órganos, contratación de asesinos a sueldo.

No se puede entrar en ella con ninguno de los navegadores habituales, sea cual sea. Tampoco serás capaz de encontrar lo que esconde con buscadores normales de Internet. Sus páginas están cifradas y ocultas en sus entrañas. Ni siquiera sus direcciones son como las normales a las que estás acostumbrado.

Es raro que sus páginas incluyan palabras o nombres (como Google o Facebook). En cambio suelen estar formadas por una mezcla de letras y números en apariencia sin sentido. Tampoco acaban en .htm o .html sino que tienen la extensión .onion (cebolla, en inglés. Es el símbolo del navegador especial que se usa para entrar en ellas). Un ejemplo de dirección real: http://idnxcnkne4qt76tg.onion.

 IMPORTANTE

Puede ser MUY peligroso entrar en esta parte oculta de Internet. No te tomes este aviso a la ligera o correrás todo tipo de riesgos. Desde que tu PC se infecte o algo peor hasta que personas despiadadas sean capaces de identificarte.

La web profunda está también plagada de agencias policiales o gubernamentales, servicios de espionaje, etc. que tratan de seguir el rastro e identificar a quien entra en muchos de sus contenidos. A veces lo consiguen y a veces no, pero más te vale ponerte en la peor opción.

Sigue siempre estas 5 normas básicas:

Nunca des información personal. De ningún tipo en ninguna página que visites. Ni compartas cualquier otro dato que permita identificarte a ti o al lugar donde te encuentras.

No descargues nada. Salvo si estás seguro al 100% de que no supone un riesgo. Cuando digo al 100% me refiero al 100% no al 99%. Si descargas algo desconecta Internet antes de abrirlo.

No entres en páginas normales. Mientras navegas por la Internet profunda. Por ejemplo, estando en ella no mires tu e-mail o entres en tu página de Facebook. Tampoco busques información sobre cosas próximas a ti, como personas, lugares, empresas, etc.

Evita a toda costa entrar en páginas con contenidos ilegales. Aunque lo hagas sólo por curiosidad.

No des por supuesto que tu anonimato está garantizado. La navegación por la web profunda se hace con Tor, un navegador especial que encripta las comunicaciones y oculta tu IP. Pero no es imposible que aun así pueda llegar a identificarte por ejemplo el FBI.

Aparte de eso es muy recomendable que ANTES de navegar por esa Internet oscura te asegures de estas tres cosas:

  1. Toma precauciones extra.
  2. Actualiza tu Windows.
  3. Instala un buen antivirus y un firewall.

Cuando estés listo sigue el enlace que he puesto casi arriba del todo con instrucciones sobre cómo entrar en la parte escondida de Internet.

A través de:  ABOUT

Comentarios